Villa supera récords y busca la final que se perdió en la Eurocopa

David Villa, que está batiendo los récords goleadores de la selección española, ganó la Eurocopa 2008, pero no pudo enfrentarse a Alemania en la final debido a una lesión que le impidió jugar aquel duelo, por lo que quiere desquitarse.

“Seguro que Alemania no está contenta por nuestra clasificación”, dijo Villa tras ganar en cuartos de final a Paraguay. “Tendremos más facilidad para hacer nuestro juego contra Alemania que contra Paraguay. Es un equipo que también juega y que no se cierra atrás”, añadió el asturiano.

El delantero llega a las semifinales del Mundial, el miércoles contra Alemania en Durban, como emblema del buen recorrido de España, habiendo anotado cinco tantos, que le colocan al frente de la tabla de goleadores.Los goles de Villa han sido decisivos, habiendo marcado en cuatro de los cinco encuentros disputados.

Después de que España perdiera contra Suiza en el debut de la competición (1-0), marcó los dos tantos de la victoria contra Honduras (2-0) para anotar también en el triunfo contra Chile (2-1) y lograr los tantos decisivos en octavos contra Portugal en octavos (1-0) y Paraguay en cuartos (1-0).

Esas cifras serían mayores si no hubiera fallado un penal contra Honduras, lo que le hizo renunciar a lanzar otro en cuartos contra Paraguay, que sería errado por Xabi Alonso. Villa también marcó en cinco de los diez partidos de clasificación a la Eurocopa, anotando un total de siete dianas.

El asturiano marcó contra Bosnia-Herzegovina (1-0), dos veces contra Armenia (4-0), en Estonia (3-0) y en los dos partidos contra Bélgica (2-1 y 5-0, dos veces en este último).Pero además de sacarse la espinita de no haber participado en el último partido del triunfo en la Eurocopa, Villa también tiene una cuenta pendiente con el Mundial, después de que su equipo cayera en octavos de final de Alemania-2006 ante Francia (3-1).En aquel torneo, el asturiano anotó tres goles, incluido el único tanto de España ante Francia, de penal en el minuto 26, que adelantaba a España, que acabó perdiendo con los goles de Franck Ribery (41), Patrick Vieira (82) y Zinedine Zidane (90).

Villa había logrado un doblete contra Ucrania en el primer partido (17, 47), pese a jugar sólo los primeros 55 minutos, y luego contra Francia.

Con sus ocho tantos anotados hasta ahora es el máximo goleador español en la historia de los Mundiales y lleva 43 tantos con la Roja en 63 partidos, con lo que está a una diana del récord de Raúl González.Con sus cinco goles es también el máximo goleador español en un Mundial, igualando a Emilio Butragueño, que también consiguió ese número en México-1986. Villa sueña con marcar otro tanto de la victoria contra Alemania y lograr después el de la victoria en una hipotética final contra Holanda y Uruguay, con los que dejaría atrás definitivamente el récord de Raúl.

El asturiano, sucesor de Raúl en la camiseta número siete de España, quiere entrar definitivamente en la historia de la selección, junto a Fernando Torres y Marcelino, autores de los goles en las finales que dieron a España los títulos de la Eurocopa en 2008 y 1964. Una buena actuación en Sudáfrica le abriría la posibilidad de optar al Balón de Oro, un título que sólo tiene un futbolista nacido en España: Luis Suárez.

Escribe un comentario