Ruido en el oído derecho

¿por qué oigo zumbidos en el oído de forma aleatoria?

Las personas con acúfenos pulsátiles suelen oír golpes, silbidos o palpitaciones rítmicas en uno o ambos oídos. Algunos pacientes afirman que los sonidos son molestos. Pero para otros, los sonidos son intensos y debilitantes, lo que dificulta la concentración o el sueño.

El tinnitus pulsátil difiere de la forma más común de tinnitus constante. Aunque el tinnitus pulsátil suele ser benigno, es más probable que tenga un origen identificable y puede ser el primer signo de una enfermedad subyacente más grave.

En ocasiones, el tinnitus pulsátil desaparece por sí solo. Sin embargo, dado que puede estar causado por afecciones potencialmente peligrosas, los pacientes que experimentan síntomas de acúfenos pulsátiles deben someterse a una evaluación médica exhaustiva. Afortunadamente, el tinnitus pulsátil a menudo puede tratarse y curarse con éxito una vez que se identifica la causa subyacente.

El síntoma más común del tinnitus pulsátil es la audición periódica de un ritmo constante o de un silbido. El latido o sonido suele estar sincronizado con los latidos del corazón del paciente. Cuando la frecuencia cardíaca aumenta, el latido o el sonido se acelera; cuando disminuye, el latido o el sonido se ralentiza.

Ruido en los oídos, no acúfenos

En muchos casos, los acúfenos mejoran gradualmente con el tiempo, ya sea porque desaparecen o porque el cuerpo se acostumbra a ellos (habituación). Pero es importante acudir al médico para ver si se puede encontrar y tratar una causa subyacente, y para que le ayude a encontrar formas de afrontar el problema.

Los médicos pueden examinarte los oídos para ver si el problema está causado por una enfermedad que pueda tratarse fácilmente, como una infección de oído o una acumulación de cerumen. También pueden realizar algunas comprobaciones sencillas para ver si tiene alguna pérdida de audición.

En el Reino Unido, se calcula que el tinnitus más persistente afecta a unos seis millones de personas (el 10% de la población) en algún grado, y que unas 600.000 (el 1%) lo padecen con una gravedad que afecta a su calidad de vida.

Muchos casos se asocian a la pérdida de audición causada por daños en el oído interno, aunque aproximadamente una de cada tres personas con esta enfermedad no tiene ningún problema evidente con sus oídos o su audición.

Los sonidos pasan del oído externo al interno, que contiene la cóclea y el nervio auditivo. La cóclea es un tubo en espiral que contiene un gran número de células ciliadas sensibles. El nervio auditivo transmite las señales sonoras al cerebro.

Sonido extraño en el oído como el viento

El tinnitus puede presentarse de muchas formas diferentes, como sonidos relacionados con el océano, zumbidos, chasquidos, silbidos o silbidos. El sonido puede producirse en uno o en ambos oídos, ser constante u ocasional, fuerte o suave. Suele ser más perceptible por la noche, cuando no se está distraído por el trabajo o la familia. Suele estar asociado a la pérdida de audición.

Y es más común de lo que se podría esperar. En el último año, alrededor del 10 por ciento de la población adulta de EE.UU. ha experimentado un tinnitus de al menos cinco minutos de duración, según el Instituto Nacional de la Sordera y los Trastornos Auditivos.

«No es una amenaza para la vida, y es más un síntoma de otros problemas que una enfermedad en sí misma, pero puede ser debilitante», dice el otorrinolaringólogo Ashok Jagasia, MD, PhD. «En algunas personas, el sonido que distrae puede causar depresión, ansiedad y/o insomnio».

En las sesiones de TCC, aprenderá a cambiar su reacción al tinnitus replanteando la situación. La TCC también puede ayudar a la depresión y la ansiedad causadas por el tinnitus, y enseñarle técnicas de respiración y relajación muscular.

Suena como las olas del mar en mi oído

¿Oyes alguna vez ruidos que parecen venir de la nada, como crujidos, zumbidos o golpes? Si lleva audífonos, puede significar que necesitan un ajuste o que no están bien adaptados. Pero si no lleva audífonos, los ruidos se originan en el interior del oído. No hay que asustarse. Aunque solemos pensar en nuestros oídos con respecto a lo que vemos en el exterior, hay mucho más de lo que se ve. A continuación te presentamos algunos de los sonidos más comunes que puedes escuchar dentro de tus oídos, y lo que pueden significar que está pasando. Debería hablar con un especialista en audición si alguno de estos sonidos disminuye su calidad de vida o es doloroso y persistente, aunque la mayoría son de corta duración e inofensivos.

Es posible que oiga un crujido o un chasquido si la presión en su oído cambia, quizás por un cambio de altitud o por sumergirse en el agua o incluso por bostezar. Estos ruidos son causados por una pequeña parte de su oído llamada trompa de Eustaquio. El sonido crepitante se produce cuando estos conductos revestidos de mucosidad se abren, dejando circular el aire y el líquido y aliviando la presión en los oídos. Es un proceso automático, pero a veces, por ejemplo, si tienes una inflamación por alergias, un resfriado o una infección de oído, las trompas pueden atascarse. En casos graves, cuando los antibióticos o descongestionantes no proporcionan alivio, la obstrucción puede requerir una intervención quirúrgica. Probablemente deberías acudir a un audioprotesista si sientes presión o un dolor persistente.