Que es la muerte cerebral

Serie para estudiantes de medicina: muerte cerebral: una discusión basada en casos

El concepto de muerte cerebral suele ser difícil de aceptar para las familias cuando se enfrentan a una pérdida trágica. Su ser querido, que ha sufrido una lesión cerebral, se encuentra en la unidad de cuidados intensivos de un hospital. Los médicos están haciendo todo lo posible para ayudar al paciente, incluyendo el apoyo a la presión arterial y la frecuencia cardíaca con medicamentos, la respiración para el paciente con un ventilador, y la vigilancia constante de la condición del paciente. A menudo, para el paciente con una lesión cerebral no traumática como un derrame cerebral, no hay ningún signo externo de que su ser querido ha sufrido una lesión cerebral devastadora y no sobrevivible. El paciente parece estar dormido, está caliente al tacto y parece respirar, aunque con la ayuda de una máquina.

Es en estas circunstancias cuando se pide a las familias que entiendan que su ser querido ha muerto. También es bajo el mismo escenario que la donación de órganos se presenta como una opción para dar vida a otros.

La muerte cerebral se produce cuando una persona sufre una lesión cerebral irreversible y catastrófica, que provoca el cese total de todas las funciones cerebrales (la estructura superior del cerebro y el tronco cerebral). La muerte cerebral no es un coma ni un estado vegetativo persistente. La muerte cerebral la determinan en el hospital uno o varios médicos no asociados a un equipo de trasplantes.

El dr. isaac tawil demostrando el examen de muerte cerebral

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

El proyecto mundial de muerte cerebral

Descargo de responsabilidad sobre el contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Demostración de la muerte cerebral

La muerte cerebral es la pérdida completa de las funciones cerebrales, incluida la actividad involuntaria necesaria para mantener la vida[1][2][3][4] Se diferencia del estado vegetativo persistente, en el que la persona está viva y se mantienen algunas funciones autonómicas[5] También se distingue del coma, ya que se mantienen algunas actividades y funciones cerebrales y corporales, y tampoco es lo mismo que el síndrome de enclaustramiento. Un diagnóstico diferencial puede distinguir médicamente estas condiciones diferentes.

En 2020, un grupo internacional de expertos, el Proyecto Mundial de Muerte Cerebral, publicó una directriz[19] que «ofrece recomendaciones sobre las normas clínicas mínimas para la determinación de la muerte cerebral/muerte por criterios neurológicos (MC/MNC) en adultos y niños con una orientación clara para diversas circunstancias clínicas». Las recomendaciones cuentan con un amplio respaldo de la sociedad internacional y pueden servir para guiar a las sociedades profesionales y a los países en la revisión o el desarrollo de protocolos y procedimientos para la determinación de la muerte cerebral/muerte por criterios neurológicos, lo que conducirá a una mayor coherencia dentro de los países y entre ellos»[19].