Sergio canales lesion rodilla

Buscador de diversión

VALENCIA, ESPAÑA – 27 DE AGOSTO: Sergio Canales del Valencia en acción durante el partido de La Liga entre el Valencia y el Racing de Santander en el Estadio Mestalla el 27 de agosto de 2011 en Valencia, España. (Foto de Manuel Queimadelos Alonso/Getty Images)

El jugador de 21 años, cedido por dos años al Valencia por el Real Madrid, fue retirado en camilla en la segunda parte de la semifinal de la Europa League que disputaron los ché contra el Atlético de Madrid. El jefe médico del Valencia, Jordi Candel, ha confirmado hoy que Canalas sufre una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

Canalas acababa de volver a jugar tras recuperarse de una rotura parcial del mismo ligamento en octubre contra el Atheltic de Bilbao. Se trata de un nuevo y decepcionante contratiempo para el joven y talentoso centrocampista, una de las grandes promesas de España, y se teme por su futuro y por la capacidad de resistencia de su rodilla.

Desde que se incorporó al Valencia a principios de la temporada 2011, Canales sólo ha disputado 11 partidos con el club, muchos menos de los que esperaba el técnico Unai Emery tras hacerse con sus servicios desde el Real Madrid.

Ea1388

Cuando un joven centrocampista de 18 años, vestido con el verde y el negro brillantes del Racing de Santander, se abrió paso hacia la portería en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán de Sevilla, le vino un pensamiento a la cabeza: ser como Steven Pienaar.

A primera hora de la tarde, como detalló excelentemente en su momento Sid Lowe, el adolescente había visto cómo la estrella del Everton remataba por encima del portero del Arsenal, Manuel Almunia, en la Premier League. Cuando se le presentó una oportunidad similar, hizo lo mismo.

Sin embargo, Sergio Canales no había terminado. Once minutos después de su primer gol, se le volvió a poner a tiro. El portero del Sevilla, Andrés Palop, salió al encuentro del joven. Canales lo esquivó con facilidad. Luego amagó con cortar el balón hacia su pie izquierdo y eso engañó al defensor que lo cubría. El remate fue fácil.

Sin embargo, esa noche en Sevilla fue considerada durante varios años como el punto culminante de la carrera de Canales en la Liga. Las lesiones jugaron su papel, pero su decisión de fichar por el Real Madrid al final de su temporada de debut en el Racing fue cuestionable.

Aszlaq

El centrocampista de la Real Sociedad, Sergio Canales, reconoció que casi se «muere de vergüenza» cuando entró por primera vez en el vestuario del Real Madrid con tan sólo 18 años y habló de cuándo se dio cuenta de la realidad de jugar en primera división.

«Casi me muero de vergüenza. No sabía dónde sentarme ni al lado de quién. Estaba rodeado de todos esos jugadores a los que siempre había admirado tanto, y ahora estaba aquí, en el mismo vestuario y con uno de ellos», explicó Canales en una entrevista en la edición de mayo de la revista Vogue.

El cantanbrino añadió que no eligió el fútbol como su carrera, sino que el deporte le eligió a él. «Destacaba por mi capacidad de juego cuando estaba en el colegio y, sin darme cuenta, ya estaba jugando en Primera División». El jugador de 26 años ha demostrado un carácter y una resistencia increíbles al recuperarse no sólo de una grave lesión de rodilla, sino de tres. «He recibido mensajes de apoyo y de superación de la adversidad de miles de personas, pero no me siento un ejemplo para nadie ni para nada. Mi mensaje para los que han sufrido una lesión es que se sale del otro lado y se supera. Yo lo he hecho tres veces».

Lazarus568

Sin embargo, una vez dentro y pronunciando su discurso, la importancia de la situación golpea a Canales y le resulta difícil mantener sus emociones bajo control. La mayor parte de la plantilla del Betis está presente, así como su mujer, Cristina, y su hija pequeña. «Joder», comenta mientras se seca los ojos a toda prisa, incapaz de expresarse sin que su voz, habitualmente jovial, flaquee.

Esto podría parecer un poco exagerado para una extensión de contrato estándar, pero es más que eso para Canales. Después de una carrera en la que ha luchado contra las expectativas y las sucesivas lesiones graves, el español ha encontrado por fin un filón de forma constante que le ha llevado a convertirse en una figura clave de uno de los clubes más importantes de España y le ha dado una tardía oportunidad con la selección española. Canales ya no es un niño prodigio de pelo suelto, ni un chico perdido condenado a las lesiones. Es un marido, un padre y un hombre, con buen humor, ojos amables y un elegante corte de pelo.

«Ese verano le llamaron para jugar con España en la Eurocopa 2008 y dijo que no. Nadie lo entendía, lo que provocó que se le malinterpretara y que lo pasara muy mal. Lo que realmente había pasado es que no estaba preparado para todo lo que le estaba pasando y su cuerpo reaccionó apagándose. Tuvo ataques de ansiedad y parte de esa ansiedad nunca se fue. Tenía una enfermedad, y en el fútbol no se hablaba ni se habla lo suficiente de la salud mental».