Adoctrinament a les escoles catalanes

Hablantes conservadores

Son muchas las páginas que se han escrito desde que la enseñanza del castellano y del catalán en las escuelas e institutos (ahora también en las universidades) de Cataluña empezó a ser un problema para la élite nacionalista y un abuso de los derechos de los alumnos castellanohablantes.

Hay dos aspectos fundamentales para entender la transformación de la práctica educativa en un estado permanente de intransigencia, humillación, desprecio y abandono de la población hispanohablante.

Un aspecto fundamental son las Federaciones de Asociaciones de Familias, que considero clave en la construcción, desarrollo e implantación de un sistema educativo basado en el adoctrinamiento del alumnado y en el abandono reflexivo de lo que debería ser una educación bilingüe; es decir, que utilice ambas lenguas como medio de formación o instrucción para alcanzar la competencia requerida en la lengua de adquisición (L2), pero sin abandonar la lengua materna (L1).

La FAPAC, la mayor Federación de Asociaciones de Familias de Estudiantes de Cataluña, funciona como correa de transmisión y brazo ejecutor de los principios del nacionalismo en los centros educativos catalanes, difundiendo y amplificando las consignas de la CUP (Candidatura de Unidad Popular), Ómnium Cultural, ANC (Asamblea Nacional Catalana) y «Som Escola», plataforma que acoge a 54 organizaciones que defienden el fin del bilingüismo propio de Cataluña. La FAPAC difunde los principios del nacionalismo educativo más acérrimo a través de las Asociaciones de Familias de Estudiantes que acoge. Esta labor le resulta cómoda y sus resultados son muy eficaces. Las AFAS (AMPAS) aglutinan a familias de todo tipo, pero sus juntas directivas están formadas por pequeños grupos pertenecientes a la burguesía catalana que ha creado una élite privada dentro de la escuela pública financiada con el dinero de todos los ciudadanos (no pretendo generalizar, pero es una realidad que encontramos sobre todo en la Cataluña interior y en las zonas industriales de las grandes ciudades).

Sean hross

El informe también afirma que esta distorsión histórica se extiende a la UE, que se presenta como «débil» y «un fracaso», mientras que se defiende la salida de las instituciones de la UE y de la moneda única como solución a la situación política y económica actual.

Teniendo en cuenta que la Convención sobre los Derechos del Niño protege a los menores de la utilización ilícita de la educación con fines políticos, y que diversas disposiciones de la Comisión, como el marco estratégico 2020 para la educación y la formación (ET 2020), pretenden mejorar la calidad de la educación y promover la cohesión social:

Ley y orden

En un detallado informe de 160 páginas, el Síndic de Greuges de Cataluña, Rafael Ribó, ha rebatido, una por una, las acusaciones y la demagogia desatada contra la escuela catalana: «Puedo decir categóricamente que no hay adoctrinamiento». Es muy probable que el Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs) no lo sepan del todo, ya que la prensa editada en Madrid y las cadenas de televisión españolas tampoco lo saben del todo, y que se siga difundiendo el mantra desde el desconocimiento. Pero nadie ha elaborado un informe tan exhaustivo como el de Rafael Ribó, ni nadie ha investigado tantos incidentes como el Síndic de Greuges, derivados del referéndum del 1 de octubre y de los acontecimientos posteriores.

Así, de las 174 incidencias que llegaron al defensor del pueblo, sólo hubo diez en las que se detectaron pequeñas irregularidades. Todo ello en el contexto de unas cifras más amplias que son muy elocuentes: en Cataluña hay 4.800 centros educativos, 115.000 profesores y 1,3 millones de alumnos. De todo ello, el resultado es una docena de irregularidades. La segunda acusación que refuta el informe es la del adoctrinamiento a través de los libros de texto utilizados en las clases de quinto y sexto de primaria. Y aquí tampoco hay motivo de preocupación, nada más que la «inexactitud ocasional».

El hijo de lionel messi, matteo, canta en catalán y se vuelve épico

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte español está recogiendo pruebas de «adoctrinamiento» y «falta de neutralidad» durante el impulso independentista de 2017 en al menos 24 colegios de Cataluña.

En octubre de 2017, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, dos figuras separatistas catalanas de alto nivel, fueron encarcelados por orden de un tribunal español por sedición por su papel en el referéndum independentista. Siguen entre rejas, y sólo el mes pasado hubo grandes manifestaciones en Cataluña pidiendo su liberación.

Un profesor del IES Castellet de Sant Vicenç de Castellet se habría quejado de que el centro se anuncia en Internet como si estuviera en Cataluña. En otro centro, un padre alega que un profesor dijo a los alumnos: «Los que hablan castellano son maleducados y pobres».

Al parecer, los profesores de otros centros denunciaron en un comunicado la «violencia brutal» de la policía tras el referéndum; en otro centro los profesores habrían pedido a los alumnos que llevaran una camiseta con la «estelada», la bandera catalana, informa el diario español El Periódico.