Atentado nueva york 2017

Momento del atentado en kabul captado por una cámara de seguridad

El 31 de octubre de 2017, Sayfullo Habibullaevich Saipov arrolló con una camioneta alquilada a ciclistas y corredores a lo largo de aproximadamente una milla (1,6 kilómetros) del carril bici del parque del río Hudson, junto a la calle West, desde la calle Houston hacia el sur hasta la calle Chambers, en el Bajo Manhattan, Nueva York. El ataque con el vehículo mató a ocho personas, seis de las cuales eran turistas extranjeros, e hirió a otras once.

Tras estrellar el camión contra un autobús escolar, Saipov salió, aparentemente empuñando dos pistolas (más tarde se descubrió que eran una pistola de bolas de pintura y otra de perdigones). Un policía le disparó en el abdomen y fue detenido. En el camión se encontraron una bandera y un documento que indicaba la lealtad al grupo terrorista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL).

Un gran jurado federal acusó a Saipov, de 29 años, que había emigrado a Estados Unidos desde Uzbekistán en 2010, de ocho asesinatos en auxilio de la delincuencia organizada, doce intentos de asesinato en auxilio de la delincuencia organizada, destrucción de un vehículo de motor y prestación de apoyo material a una organización terrorista[5] Este fue el segundo atentado terrorista presuntamente cometido por un ganador de la lotería de visados de diversidad para inmigrantes, tras el tiroteo del aeropuerto internacional de Los Ángeles en 2002. Tras el atentado, se instalaron bolardos antivehículos en el carril bici del Hudson River Park.

¿cómo de destructiva es la «madre de todas las bombas»?

Un presunto terrorista detonó un «artefacto explosivo improvisado de baja tecnología» dentro de un pasillo del metro de Nueva York durante la hora punta de la mañana del lunes, hiriéndose a sí mismo y a otras tres personas y provocando el caos en uno de los principales centros de tráfico de la ciudad.

El artefacto estalló en el pasillo de la calle 42, entre las avenidas 7 y 8, y el sospechoso, identificado más tarde como Akayed Ullah, de 27 años, fue detenido, dijo el comisario de Nueva York James O’Neill.

Además, dijo que veía propaganda del ISIS en internet y leía otros escritos extremistas, como la revista de propaganda de Al Qaeda Inspire, y aprendió a fabricar el explosivo en internet, según el funcionario.

«Nuestra información es que él detonó la bomba. El explosivo químico de la bomba estalló. No tuvo el efecto deseado de hacer estallar la propia tubería, lo que habría causado el daño más importante», dijo.

El Comisionado de Bomberos de Nueva York, Daniel Nigro, dijo que Ullah fue trasladado al Hospital Bellevue, en el lado este de Manhattan, con graves quemaduras en las manos y el abdomen. Nigro dijo que otras tres personas fueron tratadas por lesiones menores como zumbidos en los oídos y dolores de cabeza.

Un intento de atentado con bomba de tubo desata el pánico en el metro de nueva york

Un hombre bangladesí con una bomba casera atada a su cuerpo provocó el lunes una explosión en un centro de transporte de cercanías de Nueva York en hora punta, hiriéndose a sí mismo y a otras tres personas, en lo que el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, calificó de intento de atentado terrorista.

El sospechoso del incidente en la Terminal de Autobuses de la Autoridad Portuaria, a una manzana de Times Square, fue identificado como Akayed Ullah, dijo el comisario del Departamento de Policía de Nueva York. El sospechoso sufrió quemaduras y laceraciones, mientras que otras tres personas, entre ellas un agente de policía, sufrieron heridas leves.Ullah es de la ciudad bangladesí de Chittagong y es residente en Estados Unidos, dijo el jefe de la policía del país. No tenía antecedentes penales allí y visitó Bangladesh por última vez el 8 de septiembre, dijo el jefe.Ullah tenía una licencia de conductor de taxi/limusina negra desde 2012 hasta 2015, después de lo cual expiró, dijo la Comisión de Taxis y Limusinas de Nueva York.El arma estaba basada en una bomba de tubo y estaba fijada al sospechoso con bridas y velcro, dijo la policía. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en una conferencia de prensa cerca del lugar, describió el dispositivo como de «nivel amateur»

Pánico tras el atentado terrorista en el concierto de ariana grande

La ciudad de Nueva York, la mayor y más poblada de Estados Unidos,[1][2][3] ha sido objeto de numerosos actos terroristas a lo largo de los siglos XX y XXI. La ciudad, en particular, fue uno de los objetivos de los atentados del 11 de septiembre, el ataque terrorista más mortífero de la historia, que supuso la destrucción del World Trade Center y la pérdida de 2.753 vidas[4][5] El incidente terrorista mortal más reciente fue un atentado con vehículo bomba en el Bajo Manhattan, que mató a ocho personas e hirió a once el 31 de octubre de 2017[6].

Una gran cantidad de dinamita, y un montón de armas en una mochila que aparentemente se estaba utilizando para construir una bomba para volar la casa de John D. Rockefeller en Tarrytown, explotó prematuramente en un nuevo modelo de vivienda de siete pisos en la Avenida Lexington en East Harlem, Manhattan, matando a tres conspiradores y a otro inquilino que no formaba parte de la trama de la bomba[7].

Una bomba explotó el 16 de septiembre de 1920 en el distrito financiero de Manhattan, en la ciudad de Nueva York. La explosión mató a 38 personas e hirió gravemente a 143, y el número total de heridos fue de cientos.[8] El atentado nunca se resolvió, aunque los investigadores e historiadores creen que el atentado de Wall Street fue llevado a cabo por galleanistas (anarquistas italianos), un grupo responsable de una serie de atentados el año anterior.[9]