Abogado enrique santiago

urólogo en tijuana, dr. enrique santiago

FINE, J. Carlos Bernier, Evelyn Muñoz y Enrique Santiago fueron condenados por tráfico de cocaína, y Bernier fue condenado también por posesión de heroína, tras un juicio con jurado en el Tribunal Superior. La policía encontró la cocaína y la heroína después de parar un coche en Malden que conducía Santiago y en el que iban los otros dos acusados. Las apelaciones de los acusados son multifacéticas. Discutimos los hechos en relación con cada una de las reclamaciones en apelación.

a. La moción de Santiago para suprimir la cocaína. La moción de Santiago para suprimir la cocaína fue oída por el mismo juez que presidió el juicio. Resumimos sus conclusiones, todas ellas respaldadas por las pruebas. El 30 de enero de 1988, el policía estatal Kevin O’Neill fue dirigido a un motel de Malden, con instrucciones de observar una habitación en particular y esperar la llegada de otro policía estatal, David Sawyer. El agente O’Neill sólo sabía que la investigación tenía alguna relación con las drogas.

Los dos agentes llegaron al motel casi al mismo tiempo. El agente O’Neill observó que Santiago salía de la habitación llevando una bolsa, que resultó contener basura. Cuando Santiago y el agente O’Neill establecieron contacto visual, Santiago pareció asustarse y volvió a su habitación. Alguien en la habitación miró por la ventana. Luego, en unos momentos, Santiago, Bernier y Muñoz salieron de la habitación. Santiago colocó algo en el maletero de un vehículo en el que entraron los tres, Santiago en el asiento del conductor y los otros dos en los asientos delanteros de los pasajeros. Se marcharon a gran velocidad. La conducción era errática. El policía O’Neill comenzó a seguirlos en su patrulla marcada. Después de un rato, activó la luz y la sirena. Vio que los pasajeros miraban en su dirección, moviendo la cabeza hacia arriba y hacia abajo. El agente O’Neill trató de detener el coche por infracciones de tráfico. Después de una cierta demora, Santiago apartó bruscamente el coche a un lado de la carretera. Las dos puertas delanteras se abrieron y Santiago y Bernier saltaron fuera. El agente O’Neill ordenó a ambos hombres que se quedaran quietos. Santiago levantó las manos en el aire; Bernier se agachó detrás del coche. El agente O’Neill se acercó a Bernier y al agente Sawyer,

¿ha encontrado miriam a su pareja?

El jefe del Partido Comunista de España, Enrique Santiago, secretario de Estado para la Agenda 2030 y que fue nombrado vicepresidente de la llamada Comisión para la Reconstrucción Económica y Social en el Cogreso contra el coronavirus, acumula un florido currículo de alianzas con la narco guerrilla de las FARC o con el círculo de confianza de Fidel Castro, además de ser un reconocido admirador de líderes como Lenin, Maduro o el citado dictador cubano.

La relación entre Enrique Santiago y el conocido como ‘agente 007’ de Fidel Castro es llamativa. Se trata de un millonario chileno llamado Joel Max Marambio, condenado por corrupción y que hizo grandes negocios en Cuba, formando parte del estrecho círculo de confianza del dictador Fidel Castro. Pues bien, Enrique Santiago era, desde noviembre de 2011, el apoderado en España de dos empresas cuyo único administrador era este ‘agente 007’.

Como dirigente del Partido Comunista en España, no sorprenderá que Enrique Santiago cite como ídolos a tipos como el soviético Lenin, el narcodictador Nicolás Maduro o Fidel Castro. Más llamativa es la vehemencia con la que expone las razones de esta admiración, habiendo llegado a asegurar sobre Castro, por ejemplo, que «en Cuba tienen más esperanza de vida que en Estados Unidos», o sobre Maduro, que «ha conseguido mantener un proceso revolucionario bajo un tremendo bloqueo» y señalando que Venezuela «es el país donde más elecciones se celebran y son las más escrutadas por los organismos internacionales».

la familia mante llora al ver la mano de audrey

Anteriormente, entre 1978 y 1981, fue socio de Senal Ltda., empresa de cobranza integrada por más de 30 abogados, con corresponsales en todo Chile. Entre 1990 y 1995, fue accionista y director en Recart S.A., empresa dedicada a la cobranza judicial y extrajudicial en la industria bancaria, asesorando especialmente al Banco del Estado de Chile, en la ciudad de Santiago y la Quinta Región.

Universidad de Chile, Facultad de Derecho (1980). Universidad Diego Portales, Facultad de Derecho, Diplomado en Recurso de Protección, (1997-1998). Universidad de Chile, Facultad de Derecho, Diplomado en Derecho Comercial Moderno (2007). Universidad de Yale, Diplomado en Gestión para Abogados, (2007).

monteo 4×4 jamao – puerto plata. república dominicana

En la audiencia sobre una moción de supresión de pruebas en un caso penal, el juez dictaminó correctamente que las acciones de los agentes de policía al acercarse a un automóvil detenido por infracciones de tráfico eran razonables en las circunstancias y debían juzgarse bajo el supuesto de que se trataba de una parada de investigación, no de un arresto; que las acciones de los acusados, ambos saltando bruscamente del vehículo y uno de ellos agachándose, justificaban el registro limitado en busca de armas en la persona de uno de los acusados; y que el maletero del vehículo se abrió con el consentimiento del conductor, permitiendo así que el contrabando, al estar a la vista, se incautara correctamente. [209-211]

Un juez no abusó de su discreción al denegar la moción de un acusado penal para separar su juicio del de sus dos coacusados sobre la base del argumento del acusado de que una declaración de un coacusado,

que se presentó como prueba, podría interpretarse como implicación del acusado en el delito cuando, dada la naturaleza equívoca de la declaración, era improbable que afectara al veredicto. [215-216]