Fracaso y abandono escolar en españa

Los muchos errores de pronunciación de ‘gloria’ de sofía vergara

En consonancia con el tema de la ECER 2018, la ponencia ofrece un análisis de tres fenómenos críticos interconectados que en el siglo XXI siguen impidiendo la inclusión de miles de personas en la escolarización y, por tanto, en una sociedad europea de la información y el conocimiento muy exigente: el abandono escolar, los alumnos de riesgo y el abandono escolar prematuro.

En esta propuesta de trabajo, los autores identifican, analizan y discuten los factores de escolarización que inciden (negativamente) en el rendimiento escolar de los adolescentes y jóvenes (12-24 años) en dos contextos nacionales que presentan estrechas similitudes: Portugal y España.    En España, las tasas de abandono escolar se encuentran entre las más altas de la Unión Europea, a pesar de la reducción que se ha producido en los últimos años (Serrano et al., 2013). España es también uno de los países con mayor nivel de fracaso escolar de la Unión Europea, concretamente para la población escolar de entre 18 y 24 años (Eurostat, 2016). En Portugal, a pesar de que los resultados de aprendizaje de los estudiantes, las tasas de matriculación y de finalización de los estudios han mejorado constantemente en los últimos 40 años, las tasas de abandono escolar prematuro siguen siendo del 14%, muy lejos del objetivo de Europa 2020 del 10% (Comisión Europea, 2013; PORDATA, 2016). Su proximidad geográfica también explica esta selección.

Antes de ir a la escuela, mira esto: ¿para qué sirve la escuela?

ResumenEn los últimos 50 años, algunas reformas importantes en los países europeos tuvieron como objetivo mejorar el sistema de estudios profesionales. En cambio, la ley educativa española (LOGSE) de 1990 fue en la dirección contraria. Si bien la LOGSE aumentó el número de años de escolaridad obligatoria de 8 a 10, también eliminó los estudios profesionales de primer grado (FP-I, de 14 a 16 años), reduciendo así la flexibilidad. La LOGSE se implantó en distintos momentos en las distintas regiones de España. Esto se utiliza como estrategia de identificación para analizar si el cambio de la ley contribuyó a detener la tendencia a la baja de las tasas de abandono escolar observada en las dos últimas décadas (bajaron del 70% en 1977 al 30% en 1995, pero se mantuvieron en torno al 30% hasta los últimos años, el doble de la media de la UE27). Los resultados muestran que la nueva enseñanza secundaria obligatoria aumentó las tasas de abandono de los hombres y las redujo las de las mujeres. Por otra parte, la supresión de la vía profesional inferior tuvo un efecto negativo para ambos sexos, siendo el efecto más fuerte para las mujeres. Por último, al reducir las posibilidades de elección de itinerario por parte de los estudiantes, la reforma redujo la probabilidad de seguir el itinerario profesional una vez finalizada la etapa obligatoria.Códigos JELI20, J24.

Una poderosa historia real de inspiración¡no te rindas nunca!

En los últimos 50 años, algunas reformas importantes en los países europeos tuvieron como objetivo mejorar el sistema de estudios profesionales. En cambio, la ley educativa española (LOGSE) de 1990 iba en la dirección contraria. Si bien la LOGSE aumentó el número de años de escolaridad obligatoria de 8 a 10, también eliminó los estudios profesionales de primer grado (FP-I, de 14 a 16 años), reduciendo así la flexibilidad. La LOGSE se implantó en distintos momentos en las distintas regiones de España. Esto se utiliza como estrategia de identificación para analizar si el cambio de la ley contribuyó a detener la tendencia a la baja de las tasas de abandono escolar observada en las dos últimas décadas (bajaron del 70% en 1977 al 30% en 1995, pero se mantuvieron en torno al 30% hasta los últimos años, el doble de la media de la UE27). Los resultados muestran que la nueva enseñanza secundaria obligatoria aumentó las tasas de abandono de los hombres y las redujo las de las mujeres. Por otra parte, la supresión de la vía profesional inferior tuvo un efecto negativo para ambos sexos, siendo el efecto más fuerte para las mujeres. Por último, al reducir las posibilidades de elección de itinerario por parte de los alumnos, la reforma redujo la probabilidad de seguir el itinerario profesional una vez finalizada la etapa obligatoria.

Fracaso y abandono escolar en españa 2021

Este artículo presenta estadísticas sobre el abandono prematuro de la educación y la formación en la Unión Europea (UE) y forma parte de una publicación en línea sobre educación y formación en la UE. Las personas que abandonan prematuramente la educación y la formación pueden enfrentarse a considerables dificultades en el mercado laboral: por ejemplo, pueden tener dificultades para conseguir un puesto de trabajo seguro, ya que los empresarios pueden ser más reacios a contratarlos con su escasa formación.

El marco estratégico para la cooperación europea en materia de educación y formación (conocido como ET 2020) adoptó un punto de referencia que debe alcanzarse para 2020, a saber, que la proporción de personas que abandonan prematuramente la educación y la formación en la UE no debe ser superior al 10 %. Con un 9,9%, este objetivo se cumplió por poco en 2020.

Como sucesor, el Consejo aprobó en febrero de 2021 la Resolución sobre un marco estratégico para la cooperación europea en materia de educación y formación con vistas al Espacio Europeo de la Educación y más allá (2021-2030). Esta resolución establece un nuevo objetivo a nivel de la UE, es decir, un nivel de referencia para el rendimiento medio europeo: el porcentaje de abandono prematuro de la educación y la formación debe ser inferior al 9 % en 2030.