Basílica san francisco el grande

wikipedia

Esta basílica monumental de estilo neoclásico, cercana al popular barrio de La Latina, destaca por la riqueza artística que alberga en su interior, con lienzos de Goya o Zurbarán, así como por su impresionante cúpula, la más grande de España y la cuarta de Europa, por detrás de la Basílica de San Pedro y el Panteón, ambos en Roma, y la Basílica de Santa María de la Flor, en Florencia.

Declarado Monumento Nacional en 1980, el templo se levanta, según la tradición, sobre el terreno que se ofreció a San Francisco de Asís tras su paso por Madrid en 1214 en su peregrinación a Santiago de Compostela. En este lugar se levantaron tres templos anteriores al actual, que data del siglo XVIII y que fue realizado por la Orden Franciscana. Entre 1776 y 1784 se terminó su construcción bajo la dirección de Francisco Sabatini.

monasterio de san jerónimo el real

El edificio se levantó en el solar que anteriormente ocupaba un primitivo convento franciscano (según la tradición fundado por el propio Francisco de Asís en 1217), demolido en su día por orden de Carlos III, que pretendía construir un nuevo convento desde cero[1].

Fue diseñado en estilo neoclásico en la segunda mitad del siglo XVIII, a partir de un diseño de Francisco Cabezas, desarrollado por Antonio Pló, y completado por Francesco Sabatini. La iglesia contiene pinturas de Zurbarán y Francisco Goya. Las paredes del templo fueron pintadas en el siglo XIX. El templo funcionó en su día como panteón nacional y albergó los restos de famosos artistas y políticos. Hoy es un importante punto turístico.

La cúpula tiene 33 metros de diámetro y 58 metros de altura; su forma es muy similar a la del Panteón, teniendo una forma más circular que las típicas cúpulas construidas en el siglo XVIII. Se dice que es la cuarta cúpula más grande de Europa después del Panteón, la Basílica de San Pedro y la catedral de Florencia[2].

sagrada familia

A pocos minutos a pie al sur del Palacio Real, en el barrio de La Latina, se encuentra la iglesia más grande y artística de Madrid: la Real Basílica San Francisco el Grande. La visita a la majestuosa basílica es recomendable tanto por su enorme cúpula con el tercer diámetro más grande de todas las iglesias cristianas como por su interior de gran valor artístico con pinturas y dibujos de Goya, Valázquez y Zurbarán.

Cuenta la leyenda que la Basílica de San Francisco el Grande se construyó sobre un monasterio fundado por el propio Francisco de Asís en el siglo XIII (de ahí su nombre). La iglesia fue diseñada por Francisco Cabezas en 1761 por encargo del rey Carlos III y terminada por Francisco Sabatini y Miguel Fernández en 1784.

La basílica consta de una nave central circular, abovedada por una enorme cúpula de 33 metros de diámetro y rodeada por seis capillas menores, también abovedadas.  La fachada abovedada de granito de la Basílica de San Francisco el Grande es bastante sencilla. En cambio, el interior de la iglesia es magnífico. Gracias a su riqueza en tesoros artísticos, la basílica casi merece el título de pequeño museo de arte. Numerosos artistas españoles famosos como Bayeu, Goya, Velázquez y Zurbarán están representados aquí con dibujos y pinturas.

museo del prado

Madrid histórico + Modernstar-4.515Los viajeros que quieran una rápida pero memorable visita general de Madrid les encantará recorrer la ciudad en un coche de época. Usted y su grupo pasarán por varios lugares emblemáticos de Madrid, como el Museo del Prado, el parque de El Retiro, la plaza de Colón y otros. Aprenda sobre la historia y la cultura de la ciudad de la mano de su guía y tome nota de los lugares de interés a los que puede volver más tarde con tranquilidad. …MásDesde91,19€El precio varía según el tamaño del grupo

Tomando medidas de seguridadTour en tuk-tuk eléctrico por MADRID MODERNOstar-513Kairos tuk-tuk te lleva en 120 minutos por el Madrid más deseado, el Madrid Moderno. La zona más relevante de la ciudad compuesta por sus grandes avenidas y edificios emblemáticos, una combinación de arquitectura barroca y neoclásica. Descubra la avenida de la castellana y el barrio de Salamanca (en la zona más glamurosa de la ciudad) que desde el siglo XIX ha albergado a las clases aristocráticas y burguesas donde conviven actividades diplomáticas, empresariales y compras de lujo.